Empieza a surgir la verdad en la privatización del Registro Civil

Dice la sabiduría popular que se pilla antes a un mentiroso que a un cojo y en el caso de la privatización del Registro Civil ya se ha producido esta circunstancia.

Siempre hemos escuchado al Ministro (el actual y el anterior) que otorgar el Registro Civil a los registradores no era privatizar, ya que estos eran funcionarios, pues bien, según la prensa, reflejando informaciones del propio ministerio, se afirma que el Ministro llego a amenazar a los registradores con funcionarizarles (¿pero no eran ya funcionarios?) y liberalizar a los notarios. Hemos pillado al mentiroso.

Pero no vamos a quedarnos en algo que teníamos claro, si seguimos viendo la noticia, se dan más concreciones de lo que va a suponer dicha privatización.

Así, llega a decirse por el presidente del Colegio del Notariado que "desaparece también el acceso online al registro para todos los funcionarios público con derecho a conocer el contenido de sus datos" y posteriormente indica por donde va a venir la financiación, "se acude al aumento desproporcionado e innecesario de actos jurídicos inscribibles".

Pero lo bueno está por venir, se afirma sin ningún reparo que "en su conjunto la modificación propuesta, produce la impresión de que su finalidad no es tanto resolver un problema de gestión, si es que realmente lo hay, cuanto a utilizar los datos íntimos de los ciudadanos con el fin de apuntalar la posición institucional del Registro de la Propiedad y del Registro Mercantil, colocando al Registro Civil al servicio de estos últimos". Vamos, PONER LO PÚBLICO AL SERVICIO DE LOS INTERESES DE UN GRUPO DE PRIVILEGIADOS.

Parece que los notarios no se encuentran muy a gusto con esta situación, no sabemos si por el hecho de la defensa de lo público o porque no van a llevarse suficiente parte del pastel. El tiempo lo dirá.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada