CC.OO. llevará al Congreso 500.000 firmas para "frenar" la privatización del registro civil y "defender lo público"

El sindicato Comisiones Obreras ha anunciado este jueves el inicio de su campaña de recogida de 500.000 firmas para una iniciativa legislativa popular (ILP) que, en el Congreso, "frene" la privatización de los registros civiles y defienda "lo público".

"Sin servicios públicos no habrá una salida social a la crisis", han proclamado, en rueda de prensa, el responsable del sector de Justicia de CC.OO. Galicia, Jorge Suárez, y el secretario de la Federación de Servicios a la Ciudadanía (FSC) de CC.OO. Galicia, Ramiro Otero.

Asimismo, han explicado que el objetivo de esta ILP es "recuperar el consenso" de la regulación del registro civil, según el cual "no se reformaría" este servicio y los encargados del mismo serían los secretarios judiciales.

Por tanto, la pretensión de esta iniciativa es devolver el registro civil "a la ciudadanía" y "mantenerlo" en el ámbito de la administración de Justicia. Así, Jorge Suárez ha advertido de que se trata de "un obstáculo más" en el "freno" que pretende imponer su sindicato a las "políticas de privatización del Gobierno".

GALICIA, PERJUDICADA

Ha dado por hecho que las 500.000 firmas necesarias serán recogidas antes de los nueve meses que exige la ley, porque "una vez que a la gente se le expliquen las consecuencias, se indignará".

Si bien ambos sindicalistas han explicado que la "fuerza movilizadora" de CC.OO. proviene de la ciudadanía, han dejado claro que el sindicato también pretende "implicar a las fuerzas políticas" y que "se den cuenta" de que en Galicia, debido a su orografía y a su dispersión poblacional, esta medida "tendrá una repercusión mayor" que en otras comunidades.

Por otra parte, Suárez ha denunciado que el Gobierno pretende reducir los registros civiles que actualmente poseen todos los municipios de Galicia a "sólo" cinco, lo que supondrá "un elevado coste", ocasionado por los aranceles y las tasas que "imponen" los registradores, y unos desplazamientos "latosos" para la ciudadanía.

UN "REPAGO" MÁS

Finalmente, ha calificado la privatización del registro civil como "un repago más" y ha aventurado que proporcionará "beneficios económicos" a los registradores mercantiles.

A estos los ha llamado "semifuncionarios" y ha recordado que "hasta la Unión Europea" los pone "en entredicho". Además, ha lamentado que el Gobierno "quiera defender" a los 120 registradores mercantiles existentes en España y "perjudicar a la ciudadanía".

Para terminar, ha denunciado que los 130 millones de euros "públicos" invertidos en la digitalización del registro civil serán entregados "al lucro privado", que se corresponde con los registradores mercantiles.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada